CUENTO Y ACTIVIDAD PARA TRABAJAR LA PRIMAVERA Y EL RESPETO A LAS DIFERENCIAS.

 

 
 
CUENTO DE LAS FLORES
 Autor: Mª José Cordero Ojeda 

Llegó la primavera. Todos los habitantes del bosque despertaron de su sueño invernal. El sol brillaba en lo alto del cielo saludando a todos con sus rayos.
-Despertad amigos, la primavera ha llegado- cantaba el sol.
Los animales abandonaban sus madrigueras para salir a pasear. Los ciervos, conejos, lobos y ardillas correteaban por el bosque buscando algo para comer. Los gusanos se habían convertido en bonitas mariposas, las mariquitas volaban y las hormigas paseaban. Todos dejaban sus casas para saludar al sol.
Los árboles y las plantas lucían sus hojas nuevas. Las flores abrían sus capullos para enseñar sus bonitos colores. Pero, un momento ¿Qué pasa?, se están peleando, vamos a ver qué ocurre.
-Mirad, yo sí que soy hermosa, fresca y olorosa. Mi rojo es brillante y mi corazón negro como el carbón- dijo la amapola.
-Yo sí que soy hermosa, fresca y olorosa, mis pétalos son blanquitos y mi corazón amarillo- dijo la margarita.
-De eso nada la más fresca, hermosa y olorosa soy yo- dijo la rosa; mis pétalos son rosas y mi corazón también.
-¡Basta!- gritó el sol- no os peléis más, todas sois igual de hermosas, frescas y olorosas.
-No señor sol, estás equivocado porque yo si que soy hermosa, fresca y olorosa, mis pétalos son morados y mi corazón blanquito- dijo la violeta.
-No me gusta que os peléis- repitió el sol.
Pero no le hacían caso, se estaban enfadando mucho y él no entendía por qué. Todas eran hermosas, frescas y olorosas aunque de diferentes colores y formas. Algo tenía que hacer. Pensó y pensó y al fin se le ocurrió. Llamó a su amiga la luna:
-Luna, lunera, cascabelera- gritó el sol.
Y la luna llegó y delante del sol se le colocó.
-¿Qué pasa?- dijo la rosa.
-No veo nada, gritó el clavel. 
-Mirad alrededor, amigas, ¿Qué es lo que veis?- dijo el sol.
No se veían nada, en la oscuridad no se distinguían los colores y parecían todas iguales.
-¡Qué tontas hemos sido! Dijeron todas las flores a la vez. No nos volveremos a pelear, porque aunque tenemos colores diferentes todas somos hermosas, frescas y olorosas.

Edad: Para 3-4 años. 

Objetivo: Trabajar la primavera desarrollando actitudes de respeto ante las diferencias personales.
Materiales: Fotografías de flores o flores auténticas, papel continuo 


Tiempo: Una hora. 

Desarrollo de la actividad: 

 
Tras la lectura del cuento, el docente puede realizar una actividad que fomente el respeto a las diferencias. Primero se muestra a los niños fotos de las flores que han aparecido en el cuento (amapola, margarita, rosa, clavel y violeta) o incluso flores auténticas, aunque sean de otras especies y no hayan aparecido en el relato.
Se divide a la clase en 5 grupos, uno por cada flor que haya aparecido en el cuento y se les asigna un color:
AMARILLO: Grupo de las margaritas. ROSA: Grupo de las rosas. ROJO: Grupo de las amapolas. MORADO: Grupo de las violetas. BLANCO: Grupo de los claveles.
A continuación el docente dará a cada grupo una mascara que corresponda al grupo, a continuación los niños y niñas pintarán las mascaras. Cada grupo manchará sus manos en pintura, del color asignado a su grupo, y las pintaran las mascaras. Las dejamos secar.  
Luego el docente, pondrá en el suelo papel continuo pintado de verde, en donde los niños y niñas tendrán que ponerse cada uno con su mascara si así lo desean( recuerda que a algunos no les gusta) El resultado será un campo lleno de flores de diferentes colores, pero todas igual de hermosas, frescas y olorosas.     


PS: El docente puede incrementar la actividad con músicas y salidas al parque para recoger flores.

RECURSO PARA LA ACTIVIDAD:




 


 
También podéis utilizar diferente materiales para hacer las mascaras como plato de cartón, goma eva, cartulina....
 
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu visita y tu comentario!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...